Razz, un juego diferente donde ganas con nada

El Razz es un juego en donde buscas ganar la mano con el peor juego. Si, leíste bien, el jugador con el peor juego es el que gana la mano. Es una de las variantes más complicadas de jugar, porque a todos nos parece fácil jugar basura, pero la realidad es que se necesita de cierto talento.

El Razz es un tipo de juego de Stud, donde recibes siete cartas durante la mano y usas solamente cinco para formar el peor juego. Normalmente se juega con un límite de apuestas en cada ronda. A diferencia del Seven Card Stud Hi/Lo o el Omaha Hi/Lo, no hay un requerimiento de juego bajo al 8 para poder ganar el pozo.

Puede ser jugado por mínimo dos personas y un máximo de ocho jugadores por mesa.

No se cuentan las corridas ni los colores y el as se cuenta como carta baja. Por lo que el mejor juego va del as al cinco sin importar los palos.

¿Cómo jugar Razz?

En este juego no hay botón, por lo que siempre se reparte al primer jugador a la izquierda del dealer. A cada jugador se le reparte, en orden de las manecillas del reloj, dos cartas boca abajo y una boca arriba. Las cartas ocultas son conocidas como “hole cards” y la abierta como “door card.” Basándose en estas tres cartas un jugador debe decidir si continua en la mano o no.

Normalmente se juega con un límite fijo de apuestas, permitiendo hasta cuatro apuestas (apuesta inicial más tres subidas) por cada ronda. Cuando se hace la cuarta apuesta se llega al CAP y no se puede subir más.

Entradas, bring-in y apuestas

Mientras en el Texas Hold’em se usan blinds como apuestas forzadas, en el Razz se usan antes o entradas obligatorias antes de que los jugadores reciban cartas.

Todos los jugadores que deseen entrar en la mano deben de poner el ante para poder recibir cartas. Este normalmente es del 5% al 10% de la apuesta máxima. Por ejemplo, en un juego $10/$20, el ante estaría en $2.

Después de que se reparten las cartas, se identifica al jugador que habla primero y que debe de poner el bring in, una apuesta incompleta para iniciar la acción. El jugador que debe de poner el bring in es el que tenga la carta más alta como door card (a la vista).

El bring in normalmente es del 25% del valor de la apuesta máxima, en este caso el jugador tiene que poner $5. Pero el jugador tiene la opción de completar la apuesta mínima del juego si lo desea y poner $10. De ahí la acción va en orden de las manecillas del reloj pasando de jugador en jugador, cada uno con la opción de retirarse, pagar o subir. Todos los jugadores que quieran entrar en la mano deben de completar la apuesta, no pueden entrar con la apuesta incompleta de $5. Esta primera apuesta de $10 se considera un raise.

Una vez que las apuestas se hayan completado, cada jugador recibirá la cuarta carta abierta, conocida como la cuarta calle. Y se preparan para otra ronda de apuestas. El primero en hablar tiene la opción de pasar o apostar.

Terminada esa ronda viene la quinta calle que se reparte abierta, la sexta calle que se reparte abierta y al final la séptima calle que se reparte cerrada. En cada ronda hay apuestas.

A diferencia del Hold’em, en donde el botón manda el orden de apuesta, en este juego el primero en apostar es el que tenga el peor juego a la vista.

Siendo un juego de límite establecido las apuestas son de la siguiente forma, la tercera y cuarta calle usan el límite mínimo, en este caso $10. La quinta, sexta y séptima calle tienen el límite máximo, en este caso $20.

En el extraño caso de que no alcancen cartas para la séptima calle, se usará una carta al centro y se usará como carta comunitaria.

Showdown

Si al finalizar la última ronda de apuestas hay más de un jugador activo se deben de mostrar los juegos para definir al ganador. El primero en mostrar es el último jugador en apostar. En caso de que no haya apuesta, será el primer jugador a la izquierda del dealer.

El jugador que tenga el mejor juego (que en realidad es el peor juego) será el que gana el pozo. Recuerda que no cuentan las corridas ni los colores.

Si dos o más jugadores tienen el mismo juego, el pozo se reparte en partes iguales. Si hay una ficha indivisible se le entrega al primer jugador activo a la izquierda del dealer.

Conclusión

El Razz es un juego muy divertido y una variante espectacular del póker que debes de probar. Solamente tienes que tener cuidado que cada mano puede llegar a generar grandes pozos. Cuenta bien los outs y pon atención a las cartas.

Si te gustó este artículo, no olvides compartirlo.

¡Entérate de las próximas jugadas!

Suscríbete y recibe información de jugadas, torneos y promociones

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

La información proporcionada está protegida por la Ley Federal de Protección de Datos Personales

Powered by Optin Forms

Arturo

Creador y moderador de México Poker Club y jugador de poker nada profesional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.